Las 5 claves de la innovación

La innovación es clave en la supervivencia de cualquier empresa. En un mundo donde lo único constante es el cambio, hay que moverse para no morir. Bengt-Åke Lundvall, profesor de Economía en la Universidad de Aalborg lo expresó de la misma manera:

“Las empresas no sobrevivirán sólo reproduciendo viejas rutinas. La innovación es una cuestión de supervivencia.”

No es una cuestión de hacer una bonita declaración de intenciones. A muchas empresas se les llena la boca con la palabra innovación pero sin embargo la matan con actitudes y políticas empresariales contradictorias, como la obsesión por el control, la realización única de apuestas empresariales seguras, falta de incentivos/recompensas para los innovadores, jerarquías muy verticales y cerradas o la burocracia/metodología pesada.

A veces es necesario volver a los inicios: respirar hondo y repasar de nuevo las claves fundamentales que hacen que se produzca innovación empresarial. Las “5 íes de la innovación” son esos principios básicos y de sobra conocidos -pero no por ello menos importantes- que hay que fomentar en nuestra empresa si queremos ser innovadores.

Las 5 íes de la innovación

  • Indagar: Buscar información para encontrar oportunidades. Esto implica buscar exhaustivamente información de mercados, asistir a eventos y congresos, consultar a los clientes, proveedores, comunidad y a los empleados.
  • Inspirar: Generar entusiasmo y conocimientos. Esto implica inspirar a nuestros clientes y empleados con decisión. Generar ambientes de entusiasmo colectivo en pro de la creatividad.
  • Instruir: La formación es fundamental para poner en perspectiva el trabajo y generar nuevas ideas que permitan contribuir a la generación de pequeñas innovaciones incrementales. Las grandes mejoras o innovaciones en las empresas surgen desde sus operarios, es decir, lo que se conoce como bottom-up o de abajo hacia arriba.
  • Interactuar: Ponerse en contacto con personas y organizaciones de intereses y perfiles diferentes. La diversidad es constructiva para generar valor añadido.
  • Impulsar: Hay que promover la acción del cambio para producir el proceso de innovación.

Cada uno de estos elementos fomenta y permite, de forma progresiva, la innovación dentro de la empresa. Es un proceso de cambio continuo, una apuesta a largo plazo que nos servirá para reinventarnos.

Para saber más:

Las “cinco íes” para innovar.
10 recetas para matar la innovación.
Cómo ser capaz de innovar de forma continúa en tu negocio online.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Deja un comentario

*